Suscríbete a la

comunidad

de familias curiosas.

Nos gusta compartir todo lo que aprendemos para inspirar a otras familias que como nosotros quieren aprender y evolucionar.

    Bali: ¿último paraíso en la tierra?

    Dicen que si el mundo fuera un cuerpo humano, Bali estaría ubicado en uno de sus siete chakras. Más allá de si crees en este tipo de cosas o no, lo cierto es que Bali tiene una magia especial, una energía especial, una gente especial. Algo pasa en Bali. La isla más famosa de Indonesia te da muchas cosas y te pide muy pocas. Naturaleza, multiculturalidad, tranquilidad, ocio, tradiciones, valores… Para nosotros, vivir en Bali es vivir en un paraíso en la tierra. Quizás el último paraíso en la tierra. 

    Spoiler: este artículo no es “Eat, pray and love”, en Bali no todo es perfecto y no se trata de idealizar. Lo que queremos es invitarte a recorrer Bali con nuestros ojos y experiencias, ¿nos acompañas?

     

    Visitamos Bali en ocasiones veces antes de decidir vivir en ella. Algo nos atraía (y mucho) de esta isla tropical. Mireia había estado en Bali por primera vez en 2008, cuando Kuta y Seminyak eran el hotspot de la isla. En el ecuador de nuestra vuelta al mundo en diciembre de 2014 decidimos pasar en la isla dos meses (sí, como unas vacaciones de las vacaciones, ¡qué vida!). Rápidamente, la isla de los mil templos escaló a nuestro top 3 de islas favoritas del mundo y después del gran viaje la visitamos más ocasiones: en verano, en el primer trimestre del embarazo de Kai… 

     

    No hay una sola Bali

     

    Pero teníamos claro que vivir en ella no sería lo mismo que visitarla en vacaciones. Si convirtiéramos a Bali en formato Photoshop veríamos que tiene muchas capas. Capas ocultas a la vista, capas bloqueadas, capas llenas de color, capas con efectos, capas con elementos desvinculados. A las pocas semanas de vivir aquí nos dimos cuenta que en las anteriores visitas a la isla de los dioses sólo habíamos visto una capa superficial, solo habíamos tocado la isla con la punta de los dedos, y aún así, habíamos tenido un flechazo con ella. Bali nos acogió con los brazos abiertos y nosotros nos sentíamos preparados para ahondar en sus capas, para dejarnos sorprender y, por qué no, para dejarnos transformar. 

     

    Una vida soñada en presente

     

    Bali nos ha permitido cumplir el sueño de vivir algo que se nos antojaba idealista y descabellado: un estilo de vida realmente alternativo. 

     

    La vida en la isla de los mil templos es tranquila, consciente, sosegada, poco pretenciosa, simple y, lo más importante: permite conciliar a la perfección el tiempo de calidad para nosotros y para la familia, con el trabajo. 

     

    Se respira un buen clima para llevar a cabo proyectos laborales, especialmente en algunas zonas de la isla como Canggu y Ubud. Y es que Bali es cuna de nómadas digitales y por algo será: hay buena conexión a internet, coworkings, profesionales de ámbitos muy distintos, se palpa un ambiente emprendedor y empoderador por doquier. Para nosotros es muy enriquecedor tener la posibilidad de estar en contacto con muchas otras personas de todo el mundo que tienen un enfoque de vida similar. 

     

    Bali además ofrece la naturaleza, que los que somos de ciudad tanto anhelamos sin ser conscientes de ello. Aquí reconectamos con ella: los arrozales, los sunset en la playa, tomarte ‘satu kelapa’ (un coco) directamente del árbol o cualquiera de las frutas que tienen aquí, es un paraíso de colores y sabores. A través de la reconexión con la pachamama (madre tierra) recuperamos la capacidad de reconectar con nosotros mismos. 

     

    Make it real

     

    Seis razones por las que Bali es un paraíso en la tierra para nosotros: 

     

    1. Endless summer: en bikini y hawaianas todo el año.
    2. Vivimos rodeados de naturaleza y mar, lejos del asfalto y el estrés de la ciudad. 
    3. Great place for parenting. Es un entorno ideal para los niños, de enseñar y vivir en lo esencial de la vida. Los niños crecen lejos del materialismo, las comparaciones y la tecnología y a favor de las ranas, vacas, gallinas, bali dogs, cocos, papayas.
    4. Cuidado holístico. Es el lugar donde aprender y poner en práctica el selfcare ne su máximo exponente: healthy food, yoga, meditación, ayurveda, breathing, healing, retiros, espiritualidad. Es como vivir una vida detox.
    5. La gente: es la isla de las sonrisas, los balineses tienen una energía positiva que lo impregna todo. Bali es ejemplo de la armoniosa convivencia de nacionalidades de todo el mundo con los locales. Además, es cruce de culturas y religiones. 
    6. Es accesible, mucho más que la vida en Europa. Es como si subieras un escalón en el nivel de vida y bienestar, pudiendo a pequeños lujos que no podrías permitirte en otros lugares.

     

    La otra cara de la moneda

     

    La isla de los dioses es un lugar ideal para vivir, pero no es perfecta, de hecho hay bastantes cosas que no nos gustan y que intentamos poner nuestro granito de arena para revertir. Una es el tráfico y la contaminación, hay zonas de la isla que pueden estar muy saturadas y es un auténtico agobio conducir por ellas. Otra es la masificación, la isla ha crecido mucho los últimos años y, en según qué zonas, de una forma nada sostenible. 

     

    En cuanto a la gestión de residuos, prácticamente no hay reciclaje y la quema de basura es una práctica habitual. Algo que nos enerva especialmente es que cuando llega la temporada de lluvias, Chema surfea entre mareas de plástico. Y es que todos los ríos que dan a la costa de Bali van cargados de residuos. Con el aumento de caudal, los plásticos llegan al mar 🙁 

     

    Por otro lado, la situación de la mujer en muchos aspectos es también muy injusta, el hombre tiene un papel predominante en la esfera política, religiosa y a nivel de derechos. Y otro de los aspectos que nos rompe el corazón es la crueldad animal. Aunque el consumo humano de carne de según qué animales, como el perro, está prohibido, sigue siendo una práctica habitual y da lugar a muchos casos de maltrato y abuso.

     

    Bali Express Guide

     

    Hay una Bali para cada persona. Para los intrépidos, los que buscan conectar con una cultura milenaria, los que buscan lo mejor entre el mundo western y oriental, los más fiesteros, los que buscan el crecimiento personal y espiritual, los amantes de deportes varios: surf, buceo, hikking, ¡hasta escalada! En general, podríamos decir que el sur es mucho más turístico, estilo western y con mucha oferta de ocio y alojamiento. Y el norte es mucho más local, auténtico y aventurero. Te contamos nuestras zonas favoritas de la isla:

     

    • Canggu: Para nosotros, la zona más cool. Es donde vivimos y donde hemos encontrado el perfecto equilibrio entre tranquilidad, buena oferta de alojamientos y restaurantes, playas con buen surf, ambiente laboral estimulante y buena educación para los peques. Ni demasiado local ni demasiado western. 
    • Bukit: La Bali de los surfistas. Si lo que te van son los beach club, las olas y el ambiente surfero, Bukit será un paraíso para ti. Bukit también tiene algunas de las mejores playas de Bali. 
    • Ubud: Centro cultural y espiritual de Bali. Si lo que quieres es ver o comprar artesanías, ir al Museo, hacer un retiro o dar largos paseos entre arrozales, no puedes perderte el corazón de Bali. 
    • Amed: Ubicado en el este de la isla, es una zona de pueblos unidos por una deliciosa carretera de curvas al lado de mar. De carácter muy local y tranquilo, esta zona de pescadores ofrece muchos atractivos para los más aventureros: buen buceo y snorkeling, proyectos de reforestación de coral, un barco de la Segunda Guerra Mundial hundido, trekking al volcán más alto de Bali…
    • Balian: Uno de los spots favoritos para surfear sus dos kilómetros de playa de arena volcánica. 

     

    • Recomendamos descartar: Denpasar, Kuta, Sanur, Nusa Dua. 

     

    Bali musts

     

    • Sonreir: Es el idioma oficial de Bali, se dice que los indonesios tienen una sonrisa para expresar cada emoción. Aquí todo se hace dulcemente y con una sonrisa. 
    • Descalzarse: Una costumbre muy arraigada en Asia y en los países musulmanes que a los españoles aún nos cuesta interiorizar. En Bali, los zapatos se dejan fuera: fuera de las tiendas, los restaurantes y, por supuesto: ¡las casas!
    • Chapurrear Bahasa Indonesia (idioma indonesio): Hablar el idioma del país siempre abre puertas, además el indonesio es muy fácil para los españoles, se pronuncia tal como se escribe. ¡Animate a aprender los saludos básicos!

     

    Bali en 5 sentidos

     

    • Vista: El de un templo balinés, imponente, cargado de sabiduría y energía.
    • Olor: El del incienso que quema todo el día por todas partes, el incienso es uno de los elementos indispensables en las ofrendas que se hacen varias veces al día y en ceremonias.
    • Sabor: El de cualquiera de las frutas tropicales (dragon fruit, rambutan, mangosteen, mango, papaya…).
    • Tacto: El de unas manos experimentadas mientras te dan un buen masaje ayurvédico.
    • Oído: El gamelan, un instrumento tradicional balinés que se toca en cualquier ceremonia que se preste.

     

    Bali Essentials

     

    • País: Indonesia.
    • Idioma: Indonesio y Balinés.
    • Moneda: Rupia indonesia.
    • Cuándo ir: Desde Abril a Octubre (estación más seca).
    • A tener en cuenta: se conduce por la izquierda. 
    Category:
    Date:
    g

    Praesent varius augue urna, ut scelerisque augue lobortis eget. Fusce eros diam, finibus eget quamPraesent varius augue urna, ut scelerisque augue lobortis eget. Fusce eros diam.

    Follow Us
    Ig. Fb. Tw.